El jardín


Itxasmendi una cabaña de madera en alquiler

Antihierbas y grava, facilitan el desbroce de las adventicias.

Hemos optado por un jardín seco, apto para épocas de gran sequía, respetando todos los árboles autóctonos existentes y replantado con plantas poco exigentes tanto en consumo como en la calidad del agua. Acompañan a las plantas autóctonas unas palmeras y algo capricho de flor colorida para dar un toque exótico a este jardín. El suelo ha sido recubierto de tela y grava para evitar el uso de antihierbas y poder ser retirado manualmente.

Siempre buscando el ahorro del agua

Un jardín mezcla de autóctono y mediterráneo .

Para ahorrar en la factura del agua y para aprovechar el agua consumida en la casa y en la piscina, hemos recreado un sistema de agua grises que aprovecha para el riego el agua de las duchas y lavabos de la casa y de la cabaña, así no nos da dolor de corazón abrir el grifo… El sistema funciona mediante goteo automático repartido por toda la finca, en verano en plena noche y en invierno de día cuando es necesario. Se extrae el agua de un depósito donde se recogen una vez filtradas las aguas de todos los baños de la casa, sólo los lavabos y duchas o lavadora, no las cisternas que tienen sus propias fosas sépticas biodegradables, ecológicas.

Almendros en flor

Almendros en flor